Introducción:

Dios desea que todos podamos entender que nosotros podemos hacer en Él, lo que la biblia dice que se puede. Necesitamos lograr lo que la palabra dice que podemos lograr.

Mensaje Central:

Salmos 60: 12 

Fíjese que no dice que el hombre podrá hacer proezas solo, sino en Dios, a la manera de Dios, como Él nos manda a hacer, ahí haremos proezas.

La palabra proeza significa: “acción de gran esfuerzo y valor”, también es “hazaña” que significa: “valentía o acción valerosa”.  Lo que podemos hacer en Dios va mucho mas allá de nuestras fuerzas. Nosotros estamos limitados, podemos rendirnos, hasta el enemigo puede pisarnos la cabeza, pero Dios va a poner debajo de nosotros al enemigo.

Ahora bien, si es a la manera de Dios veamos como… Romanos 12:3 al 5

Si tu crees que puedes ir mucho mas allá de tus limites y hacer acciones de gran valor, es cuando lo haces en Él, a través de Él. Pero para esto tu tienes que tener cuidado de que concepto tienes de ti mismo, porque muchas veces, lo que no nos deja hacer esos actos valerosos son los conceptos mas superiores de nosotros, es decir, caemos en el orgullo, en la soberbia y el enemigo no nos dejará alcanzar lo que Dios tiene para nuestras vidas.

Ademas debemos saber que tenemos una medida de fe que Dios ha puesto en nosotros para alcanzar lo prometido y realizar hazañas. Y la medida de fe que Dios nos dio, es para que entendamos que solos no podemos, que es con ayuda de Dios; a la manera de Dios, es a través de un cuerpo, la iglesia de Cristo.

¡Cuidado que el enemigo te quiere hacer creer y pensar que tienes un concepto mas alto del que debes tener! Lamentablemente los hombres siempre buscan de ser lo mas independiente posible, pero Dios nos creo para ser dependientes, mantenemos la dependencia el uno para el otro.

1 Corintios 12:12 al 14

Pablo aquí estaba advirtiendo a todos que si en verdad habían nacido de nuevo, el Espíritu los iba a bautizar en un cuerpo, que es el cuerpo de Cristo y a todos les daba de beber del mismo Espíritu. Cuando el Espíritu te bautiza en un cuerpo, Dios ve que has muerto al viejo hombre y has resucitado en un cuerpo, que es Cristo.

Fuera del cuerpo, de la iglesia, no puedes seguir en Cristo.

1 Corintios 12: 22 al 24

Tenemos que tener la simpatía el uno con el otro, nos necesitamos el uno con el otro. No le puede decir la cabeza al pie: “no te necesito”.

Tu en el cuerpo de Cristo eres el mas necesario.

1 Corintios 11:17 y 18

El problema es que no saben convivir en el mismo cuerpo, hay divisiones y contiendas.

Pablo en cierta forma dio vuelta la pirámide que tenían de reconocimientos. Hay que aprender a reconocer a muchos que parecen débiles o innecesarios pero que en realidad son los mas necesarios.

Conclusión:

1 Corintios 12:25 y 26

Si tu eres un líder, considera a los que están debajo de ti, de los nuevos, de los que recien llegan. Comienza a considerar a aquellos “débiles”, honrarlos, valorarlos.

Debemos aprender a convivir como miembros del mismo cuerpo. En Él, todo, fuera de Él, nada. Todo funciona cuando estamos unidos en el cuerpo, la hazaña que vamos a hacer lo haremos en el cuerpo, trabajemos para eso, no subestimemos a nadie, aprendamos a honrarnos los unos con los otros, a convivir con amor ferviente.