Introducción:

Vivir la vida de Dios es un milagro. Cuando Dios nos dice que vivamos no por vista sino por fe, es tener una vida de milagros, si aceptamos el desafío de vivirla, recibiremos milagros y los podremos provocar a favor de otros.

 

Pregúntese ¿Por qué hay personas que no reconocen o reciben un milagro?

Nunca niegue lo que Dios hizo, todo lo que ocurra en usted, es Dios.

Para hacer lo que Jesús hizo hay que saber cómo lo hizo.

 

Mensaje Central:

Lucas 8: 4 al 8

Jesús, conociendo a cada uno de ellos, les reveló el estado a todos en ese lugar, para que sepan qué clase de oyentes eran.

Usted puede ser sensible y percibir cuando alguien necesita un milagro o estar en otro pensamiento. Si no tiene oído para oír nunca experimentará ese milagro ni mucho menos podrá provocarlo en otro. No olvide que fuimos escogidos para llevar fruto.

 

Detengámonos en este mensaje sobre el primer oyente, cuya semilla  caía al lado del camino… en los versículos 11 y 12 del mismo capítulo Jesús explica que significa esa semilla en ese lugar.

 

Mateo 13:19 (habla de la misma parábola)

 

La semilla que cae al lado del camino es el oyente, que oyendo, no entiende. Hay que diferenciar la mente exterior con la mente interna, debemos entender con el corazón, si el corazón es malo, usted oye palabra pero se puede ir y satanás roba esa palabra, porque no entiende con el corazón. No entienden, no aceptan esa verdad, no están aceptando la vida, la dirección de Cristo.

 

Si tú eres ese oyente, vas a mantenerte incrédulo,

necesitas un milagro y vas a mantenerte incrédulo en tu milagro.

 

2 Corintios 3:2 y 3 

Tú vas a tener confianza en un milagro cuando eres una carta escrita por Dios, pero recuerde que no se escribe con tinta ni en una tabla de piedra, en un corazón duro de piedra; al contrario, tú tienes que ser una carta en la cual todos la puedan leer y tú eres así cuando tu corazón no es de piedra sino de carne.

 

Cuando Dios habla de un corazón duro esta hablando de insensibilidad, ese corazón no acepta lo que oye. Y como insensible que eres, a la palabra de Dios la corrompes siempre. Deshonras a tu esposa, le pegas a tus hijos, etc.

 

2 Corintios 4:2 

Si no renunciamos a lo oculto, a lo vergonzoso, vamos a andar con astucia adulterando la palabra de Dios.  A vivir una vida de doble ánimo. Estarás corrompiendo algo que para ti debe ser la vida, el futuro tuyo en paz.

 

Reconoce tus debilidades y serás transformado de gloria en gloria, a cara descubierta habla con el Señor y arrepiéntete. 

 

Versos 3 y 4

¿Porque la gente no entiende? … porque el diablo ciega el entendimiento, ciega el corazón, la palabra no puede germinar ahí.  Si a través de esta palabra estas entendiendo, es tiempo de renunciar para comenzar a recibir con mansedumbre la palabra que dará fruto dentro de ti.

 

Versos 5 y 6 

Que maravilloso lo que Dios podrá hacer con nosotros si nos dejamos formar por Él.

Cuando tú tienes un buen corazón tú te vuelves sensible, tu percibes lo que Dios quiere hacer contigo.

 

Conclusión:

Marcos 3:1 al 6

Cuando dios te comienza a usar porque eres sensible, ahora tienes un corazón entendido, Su gloria empieza a resplandecer en ti, todos leerán en ti, una vida de milagros, prepárate porque muchos estarán al acecho queriendo destruirte.

 

Mas tú, no olvides los pasos de Jesús, Él guardaba la palabra de Dios, sabia y era sensible al Espíritu, a Su palabra. Cuando una persona no puede vivir una vida de milagros, es porque le falta sensibilidad.